ENG | SVE | ESP

El gasto militar mundial en 2016 fue de 1.69 billones de dólares


Explore cómo se gastaron 1.690.000.000.000 de dólares en todo el mundo en presupuesto militar durante 2016 y cómo ha evolucionado este gasto a lo largo de los últimos 10 años

Los países con más gasto militar

El gasto militar mundial en 2016 fue de 1.69 billones de dólares.

Los 10 países con mayor gasto militar acumularon casi las tres cuartas partes (73%) de este total. Son Estados Unidos, China, Rusia, Arabia Saudí, India, Francia, Reino Unido, Japón, Alemania y Corea del Sur.

El gasto militar de Estados Unidos en 2016 fue de 611.000 millones de dólares, casi 3 veces más que el gasto militar de China, que fue el segundo más alto en 2016 con 215.000 millones de dólares. El gasto militar de Estados Unidos equivale al del conjunto de los siguientes 8 países con mayor gasto militar.

Rusia superó a Arabia Saudí, pasando a ser el tercer país con mayor gasto militar del mundo en 2016. Esto pasó debido a una disminución repentina del gasto militar saudí.

El gasto militar no sólo incluye el dinero gastado en armas, sino que también incluye los gastos en salarios, pensiones, equipos y en investigación y desarrollo.

África

El gasto militar en África fue de 37.900 millones de dólares en 2016, un 1,3% menos que en 2015.

Este es el segundo año en que disminuye el gasto militar, después de 12 años consecutivos de aumento. (Obsérvese que Egipto no está incluido en este análisis sobre África, sino en el de Oriente Medio.)

A pesar de la reciente disminución en el gasto militar, el gasto militar africano es todavía un 48% más alto que en 2007.

Seleccione un país africano y observe la evolución de su gasto militar a lo largo de los 10 últimos años en el siguiente gráfico:





El gasto militar a menudo plantea preguntas sobre su "coste de oportunidad", ¿en qué otros temas se podría haber gastado el dinero?

Esto es particularmente importante en los países en desarrollo, ya que los gobiernos con presupuestos limitados deben elegir cuidadosamente en qué gastarlos. Esto conduce a una disyuntiva, ya que un dólar gastado en presupuestos militares implica en un dólar no gastado en otros ámbitos.

En África, la comparación habitual es entre gasto militar y gasto en salud pública. Los países africanos gastan el 2% de su PIB en el sector militar y el 5,5% de su PIB en salud, lo que está muy por debajo del promedio mundial en gasto sanitario, que es del 9,9%.

Un caso famoso de la disyuntiva entre gasto militar y gasto en salud pública ocurrió en Sudáfrica. En 1999, el Gobierno sudafricano anunció un enorme acuerdo de compra de armas por valor de unos 5.000 millones de dólares para modernizar sus equipos militares. En el mismo año, el ministro de Salud de Sudáfrica argumentó que no había dinero para suministrar medicamentos antirretrovirales (ARV) a las personas que son VIH positivo, diciendo:

'Con los recursos limitados que tenemos, tenemos que tomar decisiones en base a lo que priorizamos, incluso en relación al SIDA'

Durante los cinco años siguientes (1999-2004), en Sudáfrica no hubo suministro a gran escala de medicamentos ARV, y alrededor de unos 5 millones de personas (el 19% de la población) se vieron afectadas por el VIH. Se estima que la decisión del Gobierno sudafricano de no financiar los medicamentos antirretrovirales llevó a la muerte a más de 330.000 personas y al nacimiento de 35.000 bebés con el VIH. Todos ellos hubieran podido ser protegidos.

Americas

El gasto militar en 2016 en el Continente Americano fue de 693.000 millones de dólares. El gasto militar de Norteamérica representó el 90% de este total.

El gasto militar en América aumentó un 0,8% en comparación con 2015, aunque esto oculta grandes diferencias regionales. Los gastos en América del Norte aumentaron un 1,7%, mientras que los de Centroamérica y el Caribe disminuyeron en un 9,1%. Sudamérica disminuyó en un 7,5%.

El gasto militar total en el continente Americano en 2016 fue un 4,4% menor que en 2007.

Nuevamente hay diferencias regionales. Los gastos en América del Norte disminuyeron un 4,8% y los gastos en Sudamérica disminuyeron un 5,5%, mientras que el gasto militar en Centroamérica y el Caribe aumentó un 50% entre 2007 y 2016.

Seleccione un país de América y el Caribe y observe la evolución de su gasto militar a lo largo de los 10 últimos años en el siguiente gráfico:



Asia y Oceanía

El gasto militar en Asia y Oceanía fue de 450.000 millones de dólares en 2016. Esto representa un aumento del 4.6% en comparación con 2015.

El gasto militar en Asia y Oceanía en 2016 aumentó un 64% en comparación con 2007.

Seleccione un país asiático o de Oceanía y observe la evolución de su gasto militar a lo largo de los 10 últimos años en el siguiente gráfico:



Europa

El gasto militar en Europa fue de 334.000 millones de dólares en 2016, con un aumento del 2.8% en relación a 2015.

El gasto militar europeo aumentó un 5,7% en 2016 en comparación con 2007, aunque hay grandes diferencias entre distintas partes de Europa. El gasto militar en Europa occidental disminuyó en un 6,2% entre 2007 y 2016, mientras que el gasto militar en Europa Central aumentó en un 4,2% y el gasto militar en Europa Oriental aumentó en un 78% entre 2007 y 2016.

Seleccione un país europeo y observe la evolución de su gasto militar a lo largo de los 10 últimos años en el siguiente gráfico:




Hay una amplia gama de factores que pueden explicar el gasto militar en Europa. Esto incluye las percepciones de incertidumbre a nivel mundial, el hecho de que los estados europeos estén involucrados en guerras en Oriente Medio, el uso de fuerzas militares contra extremistas violentos y también posiblemente los esfuerzos de la industria armamentística para vender sus productos.

Sin embargo, a menudo se menciona que la tensión creciente entre Rusia y la mayor parte del resto de Europa es una causa particularmente importante en lo que respecta al reciente aumento del gasto militar en Europa.

El gasto militar de Rusia en 2016 fue de 69.200 millones de dólares, con un aumento del 87% desde 2007. El aumento del gasto es una carga pesada para su economía, que está en serios problemas debido al bajo precio del petróleo y gas. Rusia ha utilizado su incremento del gasto militar para modernizar sus fuerzas armadas y para utilizarlas en la anexión de Crimea desde Ucrania en 2014.

La OTAN es una organización compuesta por 25 países europeos junto con Estados Unidos, Canadá y Turquía. Estos países trabajan juntos en asuntos militares y han acordado que todo ataque contra uno o varios miembros de la OTAN se considera un ataque contra todos los miembros de la OTAN.

El gasto militar de todos los miembros de la OTAN en 2016 fue más de 12 veces superior al de Rusia. Por otra parte, el gasto militar de sólo los miembros europeos de la OTAN en 2016 fue más de 3 veces superior al de Rusia.

En todo caso, las cifras sobre el gasto militar en Europa no lo explican todo, porque no muestran qué capacidad militar real se genera a partir del gasto ni cómo esta capacidad acaba utilizándose en diferentes contextos.

Por ejemplo, varios miembros de la OTAN están desplegando su ejército no sólo en Europa sino por todo el mundo, y Rusia sigue reconstruyendo sus fuerzas armadas tras años de decadencia. Sin embargo, los datos ayudan a plantear preguntas sobre las percepciones de las amenazas y sobre las políticas que los estados desarrollan para gestionarlas.

Oriente Medio

SIPRI no publica el gasto militar total en Oriente Medio en 2016 debido a que los datos de varios países no están disponibles (incluidos los Emiratos Árabes Unidos, que en 2014 fueron el segundo país con más gasto militar en Oriente Medio).

Para los países en los que se dispone de datos, el gasto militar aumentó en un 19% en comparación con 2007.




Los gobiernos deben ser abiertos en lo que respecta a sus decisiones en relación al gasto público, para que los ciudadanos puedan contribuir a la toma de decisiones y puedan responsabilizar a sus gobiernos. Esto incluye las decisiones sobre su gasto militar. Los gobiernos a menudo argumentan que es posible financiar un ejército eficiente y eficaz que, sin desperdiciar recursos que son escasos, pueda contribuir a la paz y la seguridad.

SEl Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación para la Paz (SIPRI) contribuye a la transparencia del gasto militar recopilando datos gubernamentales, evaluándolos cuidadosamente y haciéndolos accesibles online.

En la mayoría de países, los gobiernos publican información sobre su gasto militar en documentos presupuestarios u otras reseñas. Estos suelen publicarse por el Ministerio de Hacienda o el Banco Central y suelen estar disponibles en Internet.

Algunos gobiernos no publican ninguna información sobre su gasto militar. Estos países incluyen los Emiratos Árabes Unidos (que SIPRI estima que se encuentra entre el décimo y decimoquinto país con más gasto militar a nivel mundial), Qatar, Turkmenistán, Uzbekistán y Corea del Norte. Otros países proporcionan sólo una mínima información. Arabia Saudí (el quinto país con más gasto militar en 2016) resume su gasto militar en una línea.

Es difícil saber si los datos de gastos militares son exactos y completos. La información puede estar oculta, equivocada o presentada de una manera difícil de entender. Por ejemplo, el gobierno nigeriano publica un presupuesto con muchos detalles sobre su gasto militar. Sin embargo, en 2015 una investigación sobre la corrupción a gran escala sugirió que se habían asignado miles de millones de dólares más al Ministerio de Defensa entre 2007 y 2015.

El gasto militar en relación al PIB

Para poner en perspectiva el gasto militar de los distintos países, podemos estudiar lo que cada país gasta en sus presupuestos militares en relación a su PIB (producto interior bruto).

El gasto militar mundial en 2016 fue el 2,2% del PIB mundial. Sin embargo, las diferencias regionales son muy grandes, ya que los países de Oriente Medio gastan la mayor parte de su PIB en sus Fuerzas Armadas.

Haga clic en las regiones y observe el gasto militar de cada país en relación con su PIB en el siguiente gráfico:

Realizado por: Kate Blanchfield, Nan Tian och Pieter D. Wezeman

Datos: SIPRI (Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz), FMI (Fondo Monetario Internacional).

Todas las cifras de gastos militares en los gráficos se indican en dólares estadounidenses a precios constantes de 2015 para permitir sus comparaciones a lo largo del tiempo. Por lo tanto, pueden no coincidir con las cifras de gasto militar que aparecen en el texto, una vez que estas se expresan en dólares estadounidenses a precios corrientes de 2016.

Créditos: Highcharts, Natural Earth

Esta página web ha sido posible gracias a una subvención 'Fredsmiljonen'' de FBA, una iniciativa del gobierno sueco que tiene como objetivo el fortalecimiento de la voz de la sociedad civil en las áreas de paz y seguridad.